El alcaudón

Cazador empalador

La base rota de una pita sirve como despensa de este alcaudón meridional. Se vale de cualquier espino u objeto punzante (cañas o alambradas) para hacer acopio de sus víctimas, a las que a veces come y otras no.
Cazador y carroñero, el alcaudón es un ave de costumbre rapaz aunque no lo sea de origen. Tolera perfectamente la presencia humana y por su abundancia se pueden ver en casi cualquier lugar. Prefieren los oteaderos más elevados de la vegetación para cazar y hacer sus reclamos. En ocasiones, los he podido contemplar cazando a pocos metros de mí e incluso recriminar mi presencia en su territorio con su canto de alerta parecido al llanto enérgico de un bebé.

We use Cookies - By using this site or closing this you agree to our Cookies policy. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar