Erizo

frágil escudo

Es fácil acercarse a este pequeño mamífero, pero primero hay que verlo y eso es más difícil. De vida nocturna, los individuos que he podido fotografiar han sido por casualidad y al caer el sol. Lo más propio es que si ves uno durante el día es porque haya sido atropellado. Su espinoso sistema de defensa falla cuando al cruzar las carreteras se pliegan al escuchar los motores de los vehículos. He observado que tienen más actividad en las noches en las que ha escampado después de una ligera llovizna, quizás animados a salir en busca de agua.
De apariencia noble y simpática, es temido por los pequeños granjeros pues piensan que atacan a las gallinas y se comen sus huevos. Los he visto infestado por ácaros, garrapatas y chinches. Supongo que esta falta de cuidado viene dada por ser un animal de hábitos solitarios y de torpe movilidad, cosa que dificulta su propia higiene.

We use Cookies - By using this site or closing this you agree to our Cookies policy. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar